Que hay personas que dudan de todos sus actos, a nadie resultará extraño, pero que también confían en sí mismas, haberlas las hay. Yo soy de las que desconfían de todos sus actos. Cualquier cosa, por mucho que intente que sea para el bien de los demás, se me vuelve y me hace daño. Eso hace que aún desconfíe más. También es cierto que le hago caso mucho a los demás, y a mis instintos los tengo un poco olvidados. Cuando me pasa eso, pienso en Chris O´Donnell, si, el actor que da vida a G. Callen en Ncis: Los Ángeles.

De pequeña, yo nunca hablaba, nunca decía lo que realmente quería decir, hasta que un día, dije claramente lo que pensaba. Mi madre dijo que Chris parecía una chica en el papel de D´Artagnan en Los Tres mosqueteros. Yo, le dije: “pues esa niña, que es un chico, ya verás lo que hace y donde llega”. No me he equivocado. Eso me da fuerzas para decir lo que quiero decir.

confianza

En ocasiones es mejor que me calle, porque si le hablo a alguien de mi trabajo, ese trabajo, por mucho que me esfuerce, no sale. Y eso lo tengo más que comprobado. Además, he perdido muchas oportunidades buenas por hablar. Es mejor que me calle y no hable. Pero lo cierto es que, referente al trabajo, mientras no le hable a una determinada persona de el, sale. ¿No es raro? Y es que creo que, pierdo la confianza en mí misma. Es una persona que me quita toda la voluntad y todas mis fuerzas. Mientras no le diga nada de mis proyectos, estos salen. Y en los proyectos donde estoy, no le diré nada de nada. Tengo mucho interés en que salga adelante.

Creo que confiar en uno mismo es primordial para poder llevar a cabo todo lo que planea. Desde lo más pequeño hasta lo más grande. Sea lo que sea. Es muy importante la confianza, porque no solo da fuerzas, también te indica el camino a seguir aunque en un principio no veas el camino. Todo empieza a enlazarse, todo empieza a unirse, a tener sentido. Lo malo es que es lo más frágil de toda la vida, y es muy importante no prestar atención a las personas que nos las hace flaquear. Es cierto que un exceso de confianza es malo, pero demasiada poca también. Como todo en la vida, la confianza es para tenerla en su justa medida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s