Este relato ha sido publicado en el mes de agosto en Magacine Horasur. Espero que os guste. Cualquier comentario será bien recibido.

inocencia

 30 años de inocencia

Raymond exhaló su último aliento ante la risa malvada de su asesino que, tras asegurarse de aquella muerte, se alejó del lugar acompañado por la oscuridad de la noche que ya caía sobre la ciudad de Massachusetts, feliz por haber cumplido su venganza hacia el hombre que le arrebató todo lo que tenía dejándolo solo en el mundo y convirtiendo su vida en un auténtico infierno. Arrojó el arma a una alcantarilla y se dirigió al pido de su novia.

La calle, oscura, iluminada solo por las estrellas del cielo pues las farolas apagadas aún, le ayudaba a hacerse invisible y encontrar el camino a seguir. Su ropa no se encontraba manchada, solo algo arrugada la camisa y perdida la corbata. De todos modos era algo que no iba con él, en dos años que llevaban saliendo, únicamente le había visto con corbata una media docena de veces y en ocasiones puntuales. Una cena para dos no le parecía tan importante.

Suspiró aliviado y entró en el piso donde la novia lo esperaba en la cocina con la comida en el horno y los aperitivos en la fuente. En la mesa, un cubo con hielo esperaba con una botella de champán y junto a él dos copas. En la encimera de mármol, los manteles individuales, los posavasos y la cubertería. Se acercó a ella por detrás con pasos sigilosos y la abrazó. Besó su cuello descubriendo que preparaba la ensalada.

-¿Por qué has tardado tanto? Ahora he de calentar nuevamente la cena, te gusta hacerme esperar –Sonrió, soltó el cuchillo, se giró y le besó en los labios con pasión.

Ambos se enfundaron en un romántico abrazo ignorantes de todo lo que cuatro manzanas atrás estaba sucediendo: la esposa de Raymond llegaba a casa.

Jacqueline llegó asustada por como estaría de borracho su marido. Normalmente bebía cada vez que había partido de fútbol. Ese día, fue con su amante a disfrutar de una obra de Teatro y luego marcharon a tomar unas copas al bar de siempre, las horas corrieron más de lo habitual. Quería olvidar lo que había en su casa.

Entró en casa y de inmediato, supo que algo ocurría. La luz aún permanecía apagada, la televisión sin encender aun emitiéndose un partido de fútbol de Manchester United, equipo de fútbol del cual se marido era fiel admirador y tanto, que llegó a dejarla sola en la luna de miel por irse a la ciudad londinense para asistir a un partido cuya entrada le costó más que el anillo de compromiso que regaló a su esposa. Tampoco olía a pizza y cerveza, la comida de esos días.

Llamó a su marido desde el salón varias veces sin obtener respuesta alguna y, suponiendo que se habría ido al bar para ver el fútbol con los amigos, subió al baño donde se dio una relajante ducha y tras vestirse de limpio salió de casa dispuesta a pasar la noche con su amante. Ya se preocuparía de su marido si no regresaba por propia voluntad, aunque entonces debía de pagarle la multa.

Al día siguiente, la asistenta llegó a la casa y, nada más entrar, supo que algo había sucedido. Llamó a los señores a voces, mas nadie le respondió y al entrar en la cocina, encontró el cuerpo sin vida junto a una fotografía que se apresuró a poner en su sitio, en la cual la esposa, morena, de grandes ojos oscuros, lucía un hermoso vestido de seda palabra de honor, largo de color roja, junto a su esposa Raymond, moreno de ojos verdes y esmoquin, igual que acababa de ser encontrado.

La policía no tardó en dar a la esposa como principal sospechosa, ella no quise informar de donde se encontraba a esa hora y su coartada no pudo ser comprobada. Sin embargo, ella aseguraba que era inocente, aún cuando su amante también fue encontrado muerto en el domicilio.

Aún hoy, 30 años después de aquello, nadie sabe a ciencia cierta, quien dio muerte a esos hombres. 

Anuncios

»

  1. citu dice:

    Muy buen relato, te mando un beso y ten buena semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s