Carla (capítulo 10)

mi-osito-de-peluche_21001157

Este capítulo está dedicado a todos los seguidores de mi página de autora. Gracias por estar ahí y gracias por seguir las historias. Espero que las próximas os gusten tanto o mas que estas.

Capítulo 10

Durante el viaje se mantuvieron en silencio. Julio no había hablado nunca de su hermano. Para Carla algo inaudito ¿Por qué lo había ocultado? Tal vez era gay, drogadicto o había estado en prisión. Quería preguntar, pero la respuesta la ponía nerviosa.

De pronto, Alice comenzó a llorar. Carla observó el reloj y se percató de que era hora de su toma. Se dirigió a coger el bolso, pero el biberón estaba vacío y en el termo no había nada.

-Lo siento Julio, ¿puedes parar en una farmacia? No hay leche.

-¿No hay leche? Pero… -suspiró palideciendo- he hecho mal el equipaje de la niña, lo siento.

-No te preocupes, intenta tomártelo con calma, de todos modos es algo que a todos nos puede pasar. Relájate y para en una farmacia pero no te alarmes por esto, cosas peores nos han pasado.

Al cabo de unos minutos en los que la pequeña no paró de llorar, llegaron a una farmacia. Julio detuvo el vehículo y bajó de inmediato llevándose con el el biberón. Apenas unos momentos después, regresó con la leche, y el biberón lleno.

-¿He tardado mucho? -Preguntó haciendo una caricia a la pequeña mientras sonreía- Luego comprueba por si necesita la niña algo, la casa de mi hermano no está en el pueblo, está en las afueras.

Carla sonrió alegre mientras la niña se tomaba el biberón para dormirse de inmediato. Comprobó el bolso pero casi no había nada. Aún así le costaba mucho decirle a Julio que faltaba de todo.

-Carla… -dímelo por favor.

-Compra crema para el cambio de pañal y toallitas para bebés, y de paso un chupete más por si este cae al suelo.

El hombre no tardó en acudir a ello, aunque no quería decirle que casi no tenía dinero, solo esperaba que su hermano no estuviera en números rojos, era lo que le faltaba.

Cuando llegaron a la casa, las cosas empezaron a cambiar para Julio. Su hermano en cuanto le vio bajar del vehículo salió corriendo a recibirle. Ambos hombres se abrazaron con amplias sonrisas y muestras de cariño, que hicieron sonreír a la joven.

-Te presentaré a alguien. -Julio se acercó con su hermano- se llama Carla, la estoy ayudando a que encuentre a su hermano. El bebé se llama Alice, es su sobrina. Las estoy ayudando y necesitamos de ti por favor.

-¿A su hermana? Pues suerte, porque al menos que ella haya accedido a hacer lo que le digan ya no sobrevive.

Entraron en la casa. Carla no veía nada extraño en aquel hombre, le parecía: atractivo, simpático, agradable…

-Para Carla. Siéntate. Voy a por algo para beber.

La joven se sentó en el sofá con Alice en los brazos. La pequeña empezaba a sonreír y no se detenía, pero ella no podía dejar de observar todo aquello. La casa, pese a estar situada a las afueras de la ciudad contaba con todo lo necesario para una vida confortable: sofás, televisión… veía también un teléfono, una biblioteca… quería curiosear pero le parecía de mal gusto hacer tal cosa, cuando no conocía ni el hombre de su propietario.

-Toma, un zumo de naranja recién exprimido y natural. Toma también para ti Julio -colocó los vasos delante de ellos- Decidme, ¿a qué se debe esta visita?

-Veras, como ya te he dicho, estoy ayudándola a encontrar a su hermana. Hemos encontrado a la pequeña pero nada de su madre. Y en un osito que la niña tenía hemos encontrado esto -sacó el GPS de su bolsillo- lo desmonté para que no diera seña. ¿Me podrías informar de algo?

El hombre lo vio. Lo sacó de la bolsa y le echó un largo e intenso vistazo mientras Carla temblaba aterrada. Temía por Nina y por la pequeña, aunque tampoco podía dejar de pensar en Julio. Se arriesgaba demasiado.

-Es un GPS localizador del peluche. No sirve para conocer el lugar de la niña, el peluche puedo o no estar con ella. Únicamente sirve para marcar la vivienda, no tiene más utilidad. Entraré en la memoria por si hay alguna dirección pero dudo que la haya, novas a ser tan tontos… esperar aquí.

Se marchó con el GPS dejándolos en el salón. Entonces, Julio aprovechó.

-No decía nada de él porque está buscado por la policía por robo y falsificación de documentos. Hubo un problema con el amigo y las culpas cayeron sobre mi hermano. Yo se que es inocente y aquí nadie le conoce, es autosuficiente en este lugar. Nadie le molesta y el no molesta a nadie. Supongo que lo comprendes.

-Claro que si -a Carla en realidad no le importaba nada de aquel hermano. En un principio si, pero solo quería recuperar a su hermana y no deseaba ver como crecía aquella niña sin su madre- Tenemos que encontrar a Nina.

-La encontraremos..

-¿A quién? -Preguntó con el GPS en funcionamiento guardado dentro del bolsillo trasero de su pantalón y un arma en la espalda.

Anuncios

“Nox Perpetua” de Javier Negrete

20687247Autor: Javier Negrete

SINOPSIS

El maestro Mondsar se sabe muy viejo y poco tiempo le queda ya para hacer realidad el sueño que alberga desde hace muchos años: Llegar al Polo Norte del planeta Mehrs. Para lograrlo cuenta con el mejor de sus discípulos, el joven Ark Rhenius. Pero no es empresa fácil: deberán atravesar el inmenso desierto nevado, un lugar inhumano de frío extremo. Y hay algo más. Efectivamente en ese lugar les aguarda algo extraordinario, algo inimaginable.

 MI OPINIÓN

Este libro llegó a mis manos después de varias críticas, que yo, después de varias lecturas y algunos años, sigo sin comprender. Es un libro apasionante, donde el amor es lo que empuja al joven Ark a vencer todas y cada una de las dificultades por las que pasa. La única pega que puedo ponerle al libro es que no acaban los dos jóvenes juntos. Por lo demás, se vive y se siente lo que ellos padecen sin dificultad. Se lee bien y se comprende perfectamente. Además, se desarrolla en un lugar imaginario que está tan estudiado y preparado por Javier que parece que es incluso real. Yo aplaudo la imaginación del escritor y la historia. Y recomiendo este libro. Me da la impresión de que que la mayoría de las críticas que leí sobre este libro, estaban realizadas por personas que no se habían leído el libro.

los_hermanos_negrete_convierten_la_magia_de_la_literatura_en_una_realidad_f79d4488232830d5a417c3424_g

AUTOR

Javier Negrete nació en Madrid en 1964. Estudió Filología Clásica y desde 1991 trabaja como profesor de griego en el IES Gabriel y Galán de Plasencia. En 1992 publicó su primera novela, La luna quieta. Es autor de otras obras de ciencia ficción como La mirada de las furias (premio Ignotus a la mejor novela, 1998) y Estado crepuscular (premio Ignotus y Gigamesh al mejor relato, 1994). Ha cultivado también la literatura juvenil con Memoria de dragón y Los héroes de Kalanúm. Con Buscador de sombras ganó el Premio UPC de novela corta del año 2000 y ha recibido tres veces la mención especial del jurado de dicho premio. Por otro lado ha resultado finalista de los premios Edebé, El Barco de Vapor y La Sonrisa Vertical. En Minotauro publicó en 2003 La Espada de Fuego, merecedora del premio Ignotus a la mejor novela, y El espíritu del mago, en 2005. Ambas obras han tenido una entusiasta acogida de público y crítica. También ha aparecido en edición de bolsillo el ómnibus que contiene Buscador de sombras y La luna quieta. En 2006 ganó el Premio Minotauro con Señores del Olimpo. Tiene una hija de quince años llamada Lydia.

 

Entrevista a JC Kudell

Podéis localizarla en Facebook:

Podéis localizarla en Facebook:

aquí

Hace unos días, tuve el honor de ponerme en contacto con JC Kudell, una joven escritora chilena que ha tenido a bien regalarnos su primera novela a todos sus lectores. Esta joven, cuyo nombre real es Catalina, ha respondido a las preguntas que se le realizaron para que sus seguidores conozcamos un poco más de ella, y, quien aún no ha tenido el placer de saber de ella, pueda conocerla.

Y para ello, la misma JC nos cuenta cuales son sus valores.

-En este mundo donde el dinero parece ser lo primero y la envidia algo muy propio del ser humano ¿Cuáles son los valores por los que se rige la autora de este libro?

El escribir me ha abierto un mundo desconocido para mi, pensando que era un lugar más ameno y más apoyador que muchos otros trabajos, sin desconocer que he conocido a grandes personas que han sido mi cable a tierra y soporte en momentos en que la inspiración se te hace a un lado o cuando recibes alguna que otra crítica malintencionada. No sé si llamar como valores mi situación con respecto a la escritura, pues escribo desde mi propia perspectiva, como parte de lo que amo hacer, de lo que había esperado por mucho tiempo, siendo no una profesional en este campo. La envidia por suerte jamás la he sentido y dudo que me la tengan, pero en ciertas ocasiones me da la sensación que puede existir, pero como no me llevo pendiente, lo desconozco. Escribo para liberarme y hacer lo que amo hacer, sin pretensión de hacerme conocida o de imponer como muchos lo hacen con publicidad o pidiendo de que me compren, casi a la fuerza, siempre pienso que si actúas bien, honestamente y dejando de lado el orgullo desmedido de querer ser popular, las cosas se dan solas, porque tienen que ser así, prefiero dejar que el universo se encargue.Piano piano.

La joven escritora de 25 años, publica su blognovela en Divas del Blog, podéis leer algunos de sus escritos en las páginas de su blog:  http://kvyentraywriter.blogspot.com.es/

-Cuéntanos ¿cómo entraste en este mundo de la literatura?
Entre sin querer, sin proponermelo pues siempre fui una chica muy tímida y temía conocer un mundo el cual desconocía, además de desconocer muchas cosas con respecto a este hobbie, oficio o como se le quiera catalogar. Comencé a escribir desde hace más de diez años, pero siempre con mis bosquejos guardados dentro de un baúl con siete llaves, hasta que a mediados del 2013 me decidí a publicar, con mucho temor, pero quise quitar esa barrera autoinfligida y dar el paso inicial.

-¿De qué trata tu libro?
Mi libro trata sobre la vida de Gauler Aldara, un chico de  17 años nacido después de la hecatombe que azotó a su ciudad llamada Vivac y a sus alrededores, haciéndole presa de la desgracia. Es un chico que perdió a sus padres a temprana edad, por lo que no conoce el calor materno ni el amparo de una familia.

Su única compañía es Iris, una madura mujer que lo cobija y cría como si fuera su propio hijo, enseñándole visiones de un mundo pasado y brindándole la utópica idea de que vendrá un mundo mejor. Gauler aunque desconoce la felicidad, lo que es poseer una vida digna, es un chico lleno de esperanzas, con un alma luchadora y avasalladora y con un corazón deseoso de amar y ser amado. Su vida no es fácil y está lleno de interrogantes acerca de su procedencia, sus orígenes y el porqué de su miseria, lo que conocera la mentira, la traición y el poder de ciertas personas que giran a su alrededor.

-¿Por qué lo regalas y por qué por los blogs?
Lo regalo pues como agradeciminto a quienes han disfrutado de la novela que a principios fue solo una historia de tres páginas, y al ir desarrollandose la historia dio para más y continué su desarrollo, y en los blogs? como manera de promovernos mutuamente, y para que fuera descargada solo por aquellos que sí tenían las ganas, la intención de leerla.

Os dejo con la descarga de su libro y los siguientes trabajos de esta autora nacida en Viña del Mar. En el blog estaremos pendientes de esos trabajos e informaremos cuando algo más salga de esta autora, que pasa a ser la primera entrevistada y la autora del primer libro que podréis lees de ella.

Y ya para terminar, JC nos ofrece un adelanto de sus próximos trabajos.

-¿En qué historias estás trabajando ahora?
Estoy trabajando en una novela de histórica de vampiros llamada Victoria, en donde indago un amor entre mujeres, precisamente una inmortal con una humana. Quise indagar más sobre esto y hacer algo diferente y no tan centrado siempre en el vampiro europeo o galán e incluso ambiguo, pues hay que sacar esa quimera que siempre ha estado de alguna forma relacionada con el vampiro. Y aquí explico eso.
Nyctophilia, una novela juvenil paranormal que va por capítulos que voy regularmente compartiendo en blogger y en wattpad acercandose ya a su final.
Y por último la saga de Inferus.

La descarga del libro, gratis y segura: AQUI

Disfrutar de la lectura y espero que hayáis disfrutado de esta entrevista, tanto como yo, he disfrutado con esta autora que, desde luego, llegará lejos. Suerte.

¨El lugar de los murciélagos¨ de Joan Manuel Gisbert

19977143

 

Autor: Joan Manuel Gilbert

SINOPSIS

Tras haber perdido a su único hijo en sombrías circunstancias, los Reinosa, familia de acomodad posición, deciden prohijar a Elma, una chica de trece años, a quien ponen un extraño tutor. El tutor, Hermes Greña, es un misterioso personaje con una peligrosa capacidad de servirse del miedo que provoca y ha embaucado a la señora Reinosa haciéndole cree que puede hacer revivir a su hijo.

MI OPINIÓN

Es un libro fácil de leer que te atrapa desde el principio con la pregunta de: ¿por qué?. Su lenguaje es sencillo de leer y te puedes imaginar las escenas sin necesidad de dar demasiados detalles, pues el lector tiene libertad para ello en casi toda la trama. Las partes de la vivienda importantes y de la fábrica así como el cementerio y el lodasal si se explican bien. Los personajes ocupan su lugar determinado y cada uno depende de otro, así como también depende de la propia historia. Está bastante estudiado y preparado. Yo aconsejo su lectura a todo el que le interese el misterio, pues eso no falta en ninguna página. No hay romance, pero si el amor de unos padres a sus hijos y las ansias de poder de quienes se aprovechan de los demás en los momentos más bajos.

PERSONAJES

1. Personajes principales:

– Elma: Es la protagonista de la historia. Ésta es adoptado por los Señores Reinosa para darle una mejor educació, unos mejores estudios y para llenar el hueco que les dejó la pérdida de su hijo Jorge.
– Los Señores Reinosa: Adoptaro a Elma para llenar el hueco que les dejó la pédida de su único hijo Jorge, darle una mejor educación y unos mejores estudios.
– Jorge: Es el hijo de los Señores Reinosa, y aún que esté muerto se esmenta mucho en el libro.

2. Personajes secundarios:


– Hermes Graña: Es el profesor particualr de Elma, el cual practicó magia negra con Jorge y lo intentó con Elma.
– Lorenza: Es la guardesa de la casa de la Paramera.
– Sagrario y Millán: Son los padres de Elma.

jmg08

AUTOR 

Escritor español de literatura infantil. Nació en Barcelona y pronto se aficionó a la música, el teatro y la literatura. La muerte prematura de su padre le llevó a realizar estudios técnicos de grado medio con el fin de ponerse a trabajar pronto. Así lo hizo y empezó a colaborar con distintas editoriales, lo que le permitió conocer el mundo de los libros por dentro. Con dinero ahorrado, marchó a París para estudiar teatro y a su regreso a Barcelona publicó su primer libro, Escenarios fantásticos (1979), en el que ya se anunciaban sus visiones fantásticas desde el título. Al año siguiente ganó el Premio Lazarillo con El misterio de la isla de Tókland (1982), que figuró en la Lista de Honor del Premio Andersen, el año de su publicación, y que le consagró como el representante español más genuino de la tendencia fantástica de literatura infantil; la crítica lo comparó con Tolkien y C. S. Lewis. Leyendas del planeta Thamyris (1982) fue declarado Libro de Interés Infantil por el Ministerio de Cultura en 1983, y por El museo de los sueños (1984) se le concedió el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, en 1985. Es un autor original y personal que ha creado un género consistente en desarrollar una aventura que parte de la experiencia cotidiana, de la que forman parte las intuiciones y los sueños, y se adentra en lo desconocido e inexplorado, es decir, en el misterio global. Otras obras suyas son: El mago de Esmirna (1969), El Arquitecto y el Emperador de Arabia (1988), El talismán del Adriático (1988), Misterio de la Mujer Autómata (1991), Los armarios negros (1996), La aventura inmortal de Max Urkhaus (1996). Además de dedicarse a escribir, Joan Manuel Gisbert es asesor editorial, imparte cursos sobre el desarrollo de la imaginación fantástica y participa en jornadas y encuentros de literatura infantil.

Su página web es: Joan Manuel Gisbert

Carla (capítulo 9)

889689-anticuarios-silla-mecedora-de-madera-cerca-de-la-ventana-iluminada-por-el-sol-de-primavera

Este capítulo está dedicado a todos los seguidores de mis blognovelas y a los participantes del concurso del blog. Concurso San Valentin

Capítulo 9

Clara, tumbada en la cama, observaba la ventana. Su hermana era menor que ella, se llamaba Visitación. Tenía solo 16 años cuando despareció, y un único sueño: ser maestra rural. Había crecido con esa idea desde que empezaron a visitar a su abuela al pueblo y tenían que volver a la cuidad todos los setiembres porque allí no había escuelas.

La anciana no tenía familia en el pueblo, pasaba los meses de escuela en total soledad enviando a su hijo los productos de su huerta y de la granja con el vecino al cual pagaba con leche para sus hijos.

Falleció en el mes de diciembre totalmente sola. Encontraron su cuerpo a los cuatros días. No dejó testamento y su padre al ser hijo único, vendió al casa del pueblo. Visitación llevó muy mal no visitar mas aquel hermosos lugar, casi tanto como no ver más a su abuela. Y cuando cumplió 16 años, salió de casa para ir al Instituto, y nunca regresó.

Su madre aseguró que se había ido con un chico. Su padre, que regresó al pueblo.

-Nunca llevó bien no volver a casa de la abuela, es muy sensible, así no se puede vivir.

Con aquella palabras que dijo el padre, se acabaron las preocupaciones por la joven, aunque ella sabía que aquello era imposible, pues no solo se había ido sin ropa y sin dinero, también dejó atrás los estudios, lo que para ella era mas importante, solía decir muchas veces lo que en el Diario escribía todos los días antes de irse a dormir:

Estoy muy ilusionada con obtener el título de magisterio, así puedo ir al pueblo,d ar clases a los niños y los ancianos no se encontrarán solos.

Por eso no se marchó sola. No, jamás lo haría. Nunca. Visitación era dulce, cariñosa y hermosa sin ser excesivamente presumida, ella nunca dejó atrás un sueño, hasta que no lo cumplía, no paraba. Y luego, sin presumir antes los demás de su logro, continuaba adelante con un sueño mas. Ella nunca se quedaba, siempre avanzaba. No, ella no se había ido, ella no.

Pero estaba Carla, con el mismo deseo… ya era otro. Su prioridad era ese bebé. Alice. Estaba sin madre, ¿dónde estaba? ¿Estaría con su hermana? Aquello era peligros, y lo sabía bien, vio las consecuencias, seguro que se echaba atrás para proteger el bebé. Y estaba Julio. Las miradas que lanzaba a Carla en las que parecía desnudarla con la mirada decía todo.

Mientras, en la otra habitación, Carla alimentaba a su sobrina ante la atenta mirada de Julio que al imaginaba con su propio bebé. ¿Cómo sería? Imaginaba una hermosa niña de oscuros cabellos y dulce rostro. Imaginaba que tenía los ojos oscuros como Carla. La llamaría Jazmine, como una princesa Disney. Pero antes necesitaban saber que estaba ocurriendo. Cuando llegaron a la vivienda no había nadie, y en el peluche un GPS le sindicaba que alguien sucedía, tenían controlado al bebé y era posible que no volvieran a estar a salvo nunca, si no localizaban lo que sucedía.

Debían conseguir averiguar quien estaba allí, quien les vigilaba… pero no podían arriesgarse demasiado, tenían a la pequeña a su cargo, no les era posible dejarla en ningún lado ¿cómo podían estar seguros de que nadie la perjudicaría?

-Tengo miedo Julio. ¿Y si nos estamos arriesgando demasiado? No le voy a hacer ningún favor a Nina si matan a su hija. Es tan pequeña e indefensa… ¿Cómo han podido dejarla ahí sin nadie a su lado dándole cariño en una cuna?

-Carla, créeme, sabes lo que haces, estoy seguro, tu obedece a tu corazón y anda pasará. Yo estoy aquí para ayudarte, no te preocupes por nada, solo obedece a tu propio corazón.

Carla le observó perpleja. Aquellas palabras fueron pronunciadas con una seguridad impropia en Julio. El la seguía sin quejarse aunque nunca mostró tal decisión, excepto cuando le robó el primer beso.

-¿Qué hacemos entonces? -Carla le observó esperando una respuesta, con la pequeña no podía penar bien, temía por ella.

-Voy a preparar las cosas y con la salida del sol nos vamos. Volveremos a venir, pero donde quiero ir no puede venir nadie más. Te llevaré a ti porque se que no hablarás, pero desconozco si Clara lo haría.

-De acuerdo, tu decides. Comprendo lo que me dices.

Carla, dejó dormida a Alice y su tumbó en la cama mientras Julio preparaba las cosas para el viaje. Calculaba un día entre la ida y la vuelta, aunque metió los pañales, el biberón vacío y la lata de leche en polvo en el bolso de la pequeña. No quería despertar a la joven que, dormida, aún parecía mas joven de lo que en realidad era.

Al llegar el día, salieron en silencio con la pequeña dormida. Carla no quiso preguntar a Julio que había metido ene l bolso, supuso que, con llevar los pañales y la crema la pequeña estaría bien.

-¿Me puedes decir donde vamos?

-A casa de mi hermano, el podrá decirnos todo sobre ese GPS.

Hablando de personajes llega San Valentín

Hoy, vamos a hablar de los personajes masculinos de mis dos blognovelas: Daniel y Julio.

chris-o-donnell-20040723-4727

Daniel es un chico de 16 años, que se acaba de enterar de que su familia y parte importante de una serie de crímenes que se están cometiendo y de los cuales nadie hablar porque hay involucrados muchos grandes cargos, aunque ellos desconocen totalmente quienes son los culpables. Lo que si tiene claro es que la joven de la que está enamorado y a la cual buscan para dar muerte, tiene que salvarla.

HughJackmanYoung

Julio es un hombre de 28 años, enamorado desde hace muchos años de una joven 6 años menor que el. Como ella era menor de edad, él acalló su amor, mas cuando la joven Carla cumplió los 18, siguió ocultándolo por respeto debido a la desaparición de Nina. Ahora, los dos juntos, Carla y Julio, buscan a la joven que, aparentemente, es víctima de una venta ilegal de bebés.

Estos dos personajes, le han escrito una cartita muy breve a sus chicas.

Aquí está la de Daniel:

Hoy es el día de San Valentín Emma, me pregunto si Cupido preparó que me enamorase de tí, pero siempre le estaré agradecido, porque no solo les das sentido a que me levante y siga luchando contra lo que nos está pasando, das luz y calor a mi vida. solo puedo decirte que te amo, no me importa morir si tu estás a salvo. mi hermosa Emma, no sabes lo que deseo verte reír, ver la felicidad en tu rostro y la paz en tu mirada. Perdóname por no haber detenido lo que estaba pasando, perdóname por haber tenido miedo en mi infancia y perdóname por no darte lo que te mereces. mi corazón llora por ello. Te amo Emma, y siempre te amaré. 

Aquí está la de Julio:

Querida Carla, mi adorable morena de tierna mirada y angelical rostro. en este día tan especial, no se que puedo regalarte que no sea mi propio corazón. cupido lanzó una flecha y me dio de lleno haciendo que me enamorase de ti. No se porque, ni quiero saberlo, tan solo deseo estar a tu lado el resto de mi vida. Llevo tanto tiempo enamorado en secreto de ti que te han convertido en el sueño de toda mi vida. Permíteme perderme en tus cabellos, verme en tus pupilas y beber de tus labios. Una sola vez es suficiente para que toda mi vida tenga sentido. Déjame decirte que te amo. Siempre te amaré, mi hermosa Afrodita.

Y ahora decir vosotros, quien ¿os parece más romántico? Elegir quien os parece más romántico y el 14 de febrero, recibiréis, de parte del ganador, una felicitación especial de SAN VALENTIN. ¿Qué tenéis que hacer para ello? nada, solo poner un comentario aquí, o en facebook. Es muy sencillo. Animaos.

Lectura: “Entrevista con el vampiro” de Anne Rice

Entrevista-con-el-vampiro-Anne-Rice (1)

Autora: Anne Rice

Género: Novela fantástica

SINOPSIS

-Pero ¿cuánta cinta tienes? -preguntó el vampiro y se dio la vuelta para que el muchacho pudiera verle el perfil-. ¿Suficiente para la historia de una vida?-Desde luego, si es una buena vida- A veces entrevisto hasta tres o cuatro personas en una noche si tengo suerte. Pero tiene que ser una buena historia. Eso es justo, ¿no le parece?

-Sumamente justo -contestó el vampiro-. Me gustaría contarle la historia de mi vida. Me gustaría mucho.

MI OPINIÓN

Es un libro que se lee rápido y bien. Te atrapa desde el primer momento. Es imposible no ver las escenas de la película mientras lees, ya que la película es fiel al libro y de echo, el guión fue escrito por la misma Anne Rice. En alguos pasajes llegas a temblar, en otros a sentir penar por Lestat, pero con quien mejor nos vemos es con Louis, no solo porque el cuente la historia, y lo lleguemos a entender por lo que nos cuenta de sus sentimientos, lo hacemos porque nos muestra el miedo, la inseguridad, las ganas de encontrar a los de su misma especie… es algo que nosotros mismos hacemos cada día en cada momento. Solemos temer, disfrutar, solemos preocuparnos por los demás. Dicen que los vampiros sienten todo al máximo, y con esta historia lo hacemos, sin olvidar la ternura de Louis hacia Claudia y el amor de esta hacia él.

Si os gusta la buena literatura, y ver el reflejo de una sociedad, yo os recomiendo este libro.

INFORMACIÓN EXTRA

Este libro es el primero de las crónicas vampíricas, que comprenden:

  • Entrevista con el vampiro (1976)
  • Lestat el vampiro (1985)
  • La reina de los condenados (1988)
  • El ladrón de cuerpos (1992)
  • Memnoch el diablo (1995)
  • El vampiro Armand (1998)
  • Merrick (2000)
  • Sangre y oro (2001)
  • El santuario (2002)
  • Cántico de sangre (2003)

La película se estrenó en el 1994 con un reparto de lujo

  • Tom Cruise  como Lestat
  • Brad Pitt como Louis
  • Antonio Banderas como Armand
  • Stephen Res como Santiago
  • Christian Slater como Molloy
  • Kristen Dunst como Claudia
  • Domiziana Giordana como Madeleine
  • Thandia Newton como Yvette
  • Indra Ové como la prostituta de New Orleans
  • Laura Marsac como la mujer mortal en el escenario
  • Bellina Logan como la chica de la taberna

Fue dirigida por Neil Jordan y, como he dicho, el guión corrió a cargo de la  propia Anne Rice.

Anne_RiceLA AUTORA

Nombre: Anne Rice
Seudónimos: Anne Rampling, A. N. Roquelaure.
País: Estados Unidos.
Nacimiento: Nueva Orleans, 4 de octubre de 1941.

El verdadero nombre de Anne Rice es Howard Allen O’Brien. Ha publicado bajo diversos seudónimos como Anne Rampling o A.N. Roquelaure. Nació en Nueva Orleans y fue la segunda de cuatro hermanos. Rice estudió en la Universidad de Berkeley,donde vivió el movimiento hippie de los años setenta, pero terminó sus estudios en la Universidad Estatal de San Francisco donde se graduó en Filosofía y Letras, en la especialidad de Ciencias Políticas y Escritura Creativa. En 1965 publicó su primera obra titulada ’October 4, 1948’. Anne Rice es la autora de la exitosa saga de Las Crónicas Vampíricas, novelas que retratan una sociedad vampírica secreta y se centran en las relaciones personales de los personajes. Su primera novela de éxito fue Entrevista con el vampiro (1976), libro que fue llevado al cine posteriormente por el director Neil Jordan, Brad Pitt y Tom Cruise.

Rice consigue en todas sus obras mantener intacto el interés del lector, con tramas intrigantes y fabulosamente entrelazadas, siempre alimentadas por los instintos más oscuros.
Actualmente vive en el desierto de California.

Carla (capítulo 8)

The Dark Knight Rises European Premiere, London. 'The Dark Knight Rises' European Premiere in London

 

Este capítulo está dedicado a todos los que leeis esta blognovela cada semana. Al igual que Emma, este es un borrador del cual saldrá la verdadera historia en el mes de junio. Leed y disfrutar mientras llega el gran día en el que Carla, vea la luz al igual que su compañera Emma la verá el próximo 28 de febrero

Capítulo 8

Salió de la sala hasta dirigirse a la vivienda donde observó a la niña. La chiquilla sonreía. Necesitaba un cambio de pañal y tal vez leche, pero al menos estaba bien y, aparentemente no sentía más que esas necesidades básicas.

-He cogido las cosas que creo puede necesitar el bebé, y también he conseguido esto, -le enseñó un peluche- nos puede ser útil, no se para que, pero creo tener una extraña sensación.

-Gracias, vamos. Debemos irnos, no quiero que nos encuentren.

Entraron en el coche y así se dirigieron a un pueblo cercano donde alquilarían un par de habitaciones. Durante el trayecto, se percataron que, pese a aparentar que estaba bien, era una pequeña con problemas. Supusieron que tal vez la drogaron para poder mantenerla allí, aunque no estaba vendida y, una niña drogada nadie compraba.

Carla lloraba con la pequeña en sus brazos. En el coche le cambió el pañal, la vistió de limpio y le dio el biberón, mientras Julio destrozaba el peluche ansioso de conocer lo que sucedía con aquel juguete.

-No llores Carla, seguramente en muy breve espacio de tiempo esté mucho mejor. Tal vez en los próximos días esté nerviosa, alterada, llore más de la cuenta… pero estate tranquila, si están nerviosa ella lo notará y será peor.

-¿Cómo sabes tanto de eso? -La interrogó Julio interrumpiéndola.

-Porque me lo han contado. He estado muy informada toda mi vida, y mas en los últimos meses. ¿Y tú que haces con ese peluche? ¿Estás…

-Si, quiero saber que tiene en el interior. Tengo una sensación y si algo he aprendido de Carla, ha sido a obedecerla.

Ya en el Hotel, las cosas se dieron mejor. Julio sonreía, orgulloso, por haber podido averiguar algo por si mismo, tan importante. Sin embargo, guardó silencio. Lo primero era conseguir que la pequeña estuviera lo más cómoda posible y aliviar el tremendo dolor que Carla sentía.

También estaba lo de Clara. La joven les seguía como un perrito faldero con conocimiento de todo, de todo y, tras dejar de buscar a su hermana volvía a hacerlo una vez más.

Eso, le preocupa muchísimo.

Aún así, Julio no se veía capaz de aguantar aquello. Quería seguir adelante con Carla sin nadie por medio. Por alguna razón, desconfiaba de Clara, pero no se atrevía a hablar.

-Julio ¿qué sucede? -En la habitación doble, estando solor ocn Alice, el hombre se atrevió a suspirar abiertamente.

-Estoy cansado y tengo miedo. Alice estaba sola ¿quién deja a un bebé de tres meses solo? Además, el juguete tenía un GPS ¿por qué? Te lo aseguro Carla, todo esto me huele mal. -Sentado en la cama, la observó-

-Te tengo que dar la razón Julio, pero ¿qué podemos hacer? -Se sentó a su lado y esperó una respuesta mientras mecía al bebé.

-No lo se. Tu siempre has sido mucho más decidida, mas valiente y sensata que yo…

-Pero Julio ¿qué dices? Yo no necesito a nadie que me guíe, que me ayude o me diga lo que yo no sepa, necesito a alguien que esté a mi lado para apoyarme, echarme una mano y… y no me eche en cara los errores que cometa.

Julio se levantó y se arrodilló ante la joven, colocando las manos en sus rodillas. Le parecía toda una mujer en aquel lugar, con el bebé en sus brazos… cierto que Carla era una joven de 22 años, pero para el, mantenía la delicadeza de una flor aún en pétalos recién abierto lucidos al sol. No había nada más hermoso para el que aquella joven morena, excepto aquella joven morena con un rubio bebé en sus brazos.

-Carla, ¿por qué no seguimos los dos solos de ahora en adelante? El bebé ya ha corrido mucho riesgo, no pongamos su vida en peligro. Hemos tenido mucha suerte en encontrarla vivia y sin vender. Quizás estoy equivocado, pero…

carla sonrió al verle allí arrodillado. Le tapó la boca colocando un dedo en los labios, pues había entendido lo que exponía.

-Estoy de acuerdo contigo, pero no se si debemos hacerlo. ¿Y si tu sospecha es cierta y nos persiguen¿ Con el bebé las cosas son distintas.

Julio, tomó la mano de Carla y la besó poniéndose en pie. Con delicadeza acarició el rostro inocente de Alice.

-Alice vendrá con nosotros, si encontramos a Nina, estará desesperada por tomarr en sus brazos a su hija, y de esta forma podremos conocer el estado en el que se encuentra, ya ha pasado bastante tiempo en esa cuna sola. -besó a Carla en la frente y luego al bebé- Descansemos esta noche. Mañana veremos hacia donde ir.

Con la luz de la luna brillando con todo su esplendor, en la habitación, Carla y Julio dormían abrazados uno al otro. Junto a ellos, una cuna con Alice en su interior. El bebé también dormía.

Clara, en su habitación, se preguntaba donde estaría su hermana, si ella también sería madre y como la podría recuperar, era lo único que le quedaba en el mundo.

Ella no dormía, solo pensaba, calculaba, suponía, pero no hablaba. Sus problemas eran suyos y de nadie más. No confiaba en nadie salvo en si misma, pues ella nunca había hecho nada por lo que arrepentirse, mas no así de buscar a su hermana, la echaba tanto de menos y la recordaba tan poco… en verdad, ¿cuánto tiempo había pasado?

 

Carla (capítulo 7)

1538771_1451841648372024_1442737253_n

Este capítulo está dedicado a todos mis seguidores. Gracias.

Capítulo 7

Una vez descansados, partieron directos hacia el pueblo una vez más. Carla no le había contado nada a Julio y menos aún a Clara. Estaba segura de que el hombre del paraguas tenía algo que ver aunque desconocía como hacerlo entender a Julio, para el solo era un pobre hombre que había perdido a su esposa y a su hija en un día de lluvia.

-¿Por qué venimos aquí? -Preguntó Clara toda curiosa- ¿tienes alguna idea o pista que nadie más conoce?

-De eso no te quepa la menor duda, es muy intuitiva, aunque algo solitaria. Si tiene una sospecha no habla hasta que no lo confirma del todo. Si volvemos, algo me dice que es por mi culpa.

-No te culpes, nadie se ha dado cuenta, ¿cómo voy a culparte solo a ti? No es justo, te loa seguro. Pero vamos de inmediato, no quiero que le vuelva a pasar a nadie más. Si podemos ayudar alguna chica, será magnífico, pues entonces podremos encontrar a Nina. -Carla sonrió encantada. Estaba segura de que todo tomaría el cauce correcto y podría cerrar ese triste capítulo en cuestión de minutos.

En el pueblo, la lluvia había dejado paso a una agradable mañana de sol, sin viento y palomas revoloteando por los edificios más antiguos, como la Biblioteca donde él no estaba, solos alía cuando llovía.

-¿Tu vecino donde vive? -Carla dejó ver ya donde se dirigían, lo que llamó la atención de Julio aunque mantuvo el silencio respecto a eso, y se limitó a responder a la pregunta.

-Al lado de mi casa, si te refieres al anciano, vive en la puerta de al lado, en la que no tiene buzón. ¿Por qué no quieres decir lo que piensas?

-Porque no tiene sentido. Cuando sepa algo te lo diré, ahora solo puedo decirte que nada es lo que parece. Confía en mí, como yo confío en ti.

-Confío en ti Carla, si no lo hiciera no estaría aquí contigo.

Clara no sabía si salir o permanecer en el coche, solo esperaba que su hermana estuviera bien. Pero aquella joven era la única que parecía dispuesta a llegar hasta el final por las desaparecidas. A nadie había encontrado que la buscara…. Bueno, si, a un matrimonio.

Buscaban a su hija, una chiquilla de poco más de 20 años llamada Alicia. Llegaron a su casa donde buscaban información, pero únicamente consiguieron lo que ya sabía, y su madre los echó de casa sin contemplaciones. Decidieron entonces, su hermano y ella ayudar a esos padres que buscaban a su hija. Ellos también habían perdido a su hermana. Se unieron pero en un momento se separaron y cuando volvieron a encontrarlos, el matrimonio yacía muerto en la vivienda. Regresaron a su pueblo y esperaron una solución, pero si hermano no superó lo que vieron y rendido, se marchó.

Hacía ya varios meses que no le veía, pero no estaba dispuesta a rendirse. El dueño de la gasolinera recuperó a su hija ya muerta. Se había suicidado con una sobredosis de heroína. No prestó atención suficiente a su hija y la perdió. Supuso que acoger a Clarar y darle un trabajo era lo mínimo que podía hacer por una joven dispuesta a todo por su hermana.

Por ello Clara seguía a Carla y a Julio. Todos perseguían lo mismo, y, aunque desconocían las intenciones de todos, una oportunidad era una oportunidad.

En la casa del anciano no había nadie, por lo que Julio utilizó una horquilla de Clara para forzar la puerta. Nada más entrar, se percató de que algo había sucedido: el polvo se había acumulado, los muebles estaban fuera de su sitio y los cajones se encontraban abiertos, con el contenido en el suelo y se escuchaba un llanto inconsolable de bebé.

-¿Quién llora? -Carla registró todas las estancias hasta localizar el sótano. El interruptor estaba al lado de la puerta, por lo que le dio, descubriendo que la escalera era de mármol, y el sótano, una habitación con tres cunas y todo lo necesario para el cuidado de bebés, aunque solo una cuna estaba ocupada.

Se acercó. Era una niña. Tendría unos tres meses. En la cabecera de la cuna había un sobre que Carla se apresuró a abrir.

Nombre: Alice.

Fecha de nacimiento: 02/05/2013

Peso al nacer: 3,150kgrs.

Medida al nacer: 50 cm

Nombre de la madre: Estefanía J. C.

Estado: no vendida

Las lágrimas cayeron por las mejillas de Carla. Desconocía que sentir a pensar, solo sentía un enorme dolor en su interior. Se guardó la nota y el sobre en el pantalón y tomó al bebé en sus brazos. El cabello rubio de la pequeña y sus vivos y brillantes ojos azules la encandilaron.

-¿Quién es? -Preguntó Julio colocando al bebé el chupete.

-Mi sobrina. Es mi sobrina. -Dio un beso a la pequeña que, ya con el chupete y la suave mecida de Carla, sonreía.

Carla (capítulo 6)

9386217-puerta-de-una-casa-antigua-con-una-silla-en-la-entrada

Este capítulo está dedicado a  los que siguen las historias

Capítulo 6

cuando se dieron cuenta, se encontraban en el pueblo. Julio no había dicho una palabra durante el trayecto, aún no entendía como era posible que le robase el beso a Carla, era la única persona que no le pedía dinero ni se quería aprovechar de él.

-Julio, vamos. Y no le des más vueltas a aquel beso, me encantó. Era sincero y tuyo. -La sonrisa de la joven iluminaba el interior del vehículo y el alma de quien suponía, ya la había perdido- El primer beso siempre ha de ser robado, sin esperarse, o no tendrá mucho sentido. Además, ¿por qué me iba a caer mal?

La joven, bajó del coche y se dirigió, junto a Clara, a la puerta de una vivienda donde una pareja, de casi la tercera edad, permanecía sentada en sus respectivas sillas, con la mirada perdida.

Julio no tardó en unirse a ellas, ya mas tranquilo.

-Buenas tardes, buscamos a los padres de Victoria, nos han informado que viven aquí.

-Somo nosotros ¿qué sucede con nuestra niña? -La mujer alzó la mirada quedando fija en Carla- Se parece a ti.

-A mi hermana también la secuestraron, y estoy dispuesta a encontrarla. -Carla se les acercó- necesitamos su ayuda, su localizamos lo que las chicas tienen en común, podremos dar con quien las tiene.

-¿Sois de la policía? -El hombre habló mientras se sacaba del bolsillo de la camisa una cajetilla de tabaco y un mechero.

-No, no somos de la policía, somos tres amigos que queremos dar con nuestros familiares -Julio habló sin pensar. Estaba decidido a dar con Nina- Por favor, ayúdenos… -el hombre no dejó que Julio terminase de hablar se levantó y entró en la vivienda dejando a su esposa temblando y llorando.

-Victoria desapareció hace cinco años. Horas después, cuando íbamos a llamar a sus amistades y preguntar por ella, recibimos una llamada. Nos dijo que no la buscáramos, que nos matarían si lo hacíamos. Mantuvimos el silencio, inventando circunstancias y superando nuestros temores como mejor podíamos. Sin embargo, lo cierto es que nunca la hemos olvidado y esperamos su regreso. Mi marido nunca ha comprendido de permanecer en silencio ¿de qué le servimos nosotros estando muertos?

Los tres la escucharon en silencio con preocupación. ¿Y de que le sirven a ella unos padres que esperan sentidos? Querían vivir nadie les culpaba y después de la visto en la otra casa, hicieron lo justo para si mismos aunque… ¿qué iba a ser de aquella muchacha?

-Dígame ¿qué edad tenía su hija al desaparecer? -Clara sacó su pequeño bloc de notas y comenzó a escribir.

-Tenía 17 años.

-¿Dónde estaba cuando desapareció? -Carla empezaba a sentirse molesta, necesitaba irse de allí.

-En la Biblioteca…

-¿Llovió aquel día? -Carla interrumpió a la mujer. Empezaba a sospechar que algo pasaba, algo que tenía que ver con un paraguas.

-Era el 22 de octubre, no se si llovía… No lo recuerdo.

-¡Vámonos ahora mismo!¡Vamos!

Carla se dirigió al coche a toda prisa seguida por Julio quien, sin entender nada, solo la seguía de cerca. Clara les dejó subir y, ya al volante, les preguntó:

-¿Hacia dónde vamos?

-Vamos a la Biblioteca de este pueblo, ahora mismo. Tenemos que comprobar algo y ya.

Se dirigieron en silencio. Ninguno se atrevía a preguntarle a la joven que rondaba por su cabeza. Clara, no entendía, aunque prefirió darle un voto de confianza, y obedecer en esa ocasión, en la próxima ya podría andar ella, pues lo único que deseaba era encontrar a su hermana las demás no eran importantes, pero aquello era peligroso y prefería un 33% de posibilidades de morir a un 100%.

En la Biblioteca, Carla comenzó a investigar. Estaba decidida a demostrar lo que ella sospechaba: el hombre del paraguas era mucho más que un simple anciano que había perdido a su mujer y a su hija en un día de lluvia. Era más que eso, era el culpable de la desaparición de Nina.

-Estaba lloviendo igual que el día que desapareció Nina y estaba en el mismo lugar.

-¿Entonces ahora hacia donde vamos? -Julio ya no sabía bien que pensar. Empezaba a sospechar ciertas cosas que lo preocupaban muchísimo, pero no era suficiente para afirmar nada.

-Vamos a hablar con al familia de la otra chica y luego vamos, dos pueden ser coincidencia.

Se dirigieron a la vivienda de la otra familia, pero no quisieron hablar ni tampoco abrieron al puerta. Claro insistió hasta que Julio la hizo desistir, y los dos se sentaron en el escalón de la casa a la espera de saber cual iba a ser el siguiente paso.

-Tengo hambre…

-Señora, solo díganos cual es el nombre de su hija y si el día de su desaparición llovía. Por favor, se lo ruego. Por favor. Solo eso, es todo cuanto necesito. -Carla le habló directamente a la ventana.

-Se llama Manuela y llovía el día de su desaparición.

-Gracias señora y buenas tardes.

Carla se dirigió al coche sin tardanza y entró en el suspirando agotada por las emociones del día. Lo único bueno que había tenido fue el beso que en la mañana le robó Julio. Lo demás solo había complicado la situación. Podía estar en cualquier parte, en todos los lugares desaparecían chicas en las mismas circunstancias y no solo eran parecidas en el físico y en edades. También estaba ese patrón que la incomodaba.

Decidió que comerían y buscarían un sitio donde dormir. Al día siguiente, regresarían al pueblo.